Qué son los créditos contra la masa

Qué son los créditos contra la masa

En el ámbito del derecho concursal, los términos créditos contra la masa y créditos concursales son de gran importancia. Si bien ambos hacen referencia a las deudas que tiene una empresa en proceso de liquidación, su tratamiento y prioridad en el pago son diferentes. En este artículo, nos centraremos en explicar qué son los créditos contra la masa y su relevancia en los procesos concursales.

Descubre cómo funciona el crédito contra la masa y su importancia en la reestructuración de deudas

¿Qué son los créditos contra la masa?

Los créditos contra la masa son aquellos que se generan durante el proceso de reestructuración de una deuda, y que tienen preferencia sobre los demás créditos. Es decir, son los primeros en ser pagados en caso de que se llegue a una resolución favorable. Los créditos contra la masa se dividen en dos categorías: los necesarios y los voluntarios.

Los créditos contra la masa necesarios son aquellos que se generan durante el proceso de reestructuración de la deuda y son imprescindibles para la viabilidad de la empresa. Por ejemplo, los gastos de administración, los salarios de los trabajadores, los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social.

Los créditos contra la masa voluntarios, por su parte, son aquellos que se generan durante el proceso de reestructuración de la deuda, pero no son imprescindibles para la viabilidad de la empresa. Por ejemplo, los gastos de asesoría jurídica o de consultoría.

¿Cómo funciona el crédito contra la masa en la reestructuración de deudas?

En la reestructuración de deudas, los créditos contra la masa tienen una importancia fundamental, ya que garantizan la continuidad de la empresa y el pago de los salarios de los trabajadores durante el proceso. Por ello, se les da prioridad sobre los demás créditos.

En caso de que la empresa no pueda hacer frente a sus obligaciones económicas, se procederá a la liquidación de los bienes y activos de la empresa para pagar a los acreedores. En este proceso, los créditos contra la masa tendrán prioridad sobre los demás créditos, por lo que tendrán que ser pagados en primer lugar.

Es importante destacar que los créditos contra la masa no son objeto de la negociación con los acreedores, ya que su pago está garantizado por la ley.

En conclusión, los créditos contra la masa son aquellos que se generan durante el proceso de reestructuración de una deuda y tienen prioridad sobre los demás créditos. Su importancia radica en que garantizan la continuidad de la empresa y el pago de los salarios de los trabajadores durante el proceso. Además, su pago está garantizado por la ley y no es objeto de negociación con los acreedores.

Leer más  Comisión por retraso en pago de préstamo

Descubre cómo se liquidan los créditos contra la masa en un proceso concursal

Los créditos contra la masa son aquellos que se generan durante el proceso concursal y que tienen preferencia en el cobro por encima de los créditos ordinarios o privilegiados. Estos créditos se consideran necesarios para la liquidación y conservación de la empresa en concurso.

El proceso de liquidación de los créditos contra la masa se lleva a cabo en el marco del procedimiento concursal. Para ello, se establece un orden de prelación en el cobro. En primer lugar, se satisfacen los créditos contra la masa, seguidos de los créditos privilegiados y, finalmente, los créditos ordinarios.

Los créditos contra la masa se liquidan mediante la venta de los bienes y activos de la empresa en concurso. Estos créditos tienen preferencia en el cobro debido a que se consideran necesarios para la liquidación de la empresa. Por lo tanto, se pagan antes que otros créditos.

En el proceso de liquidación de los créditos contra la masa, se deben tener en cuenta los costos y gastos necesarios para la realización de la liquidación. Estos costos y gastos también se consideran créditos contra la masa y tienen preferencia en el cobro.

Es importante destacar que, en el proceso de liquidación de los créditos contra la masa, se debe tener en cuenta la par conditio creditorum, es decir, la igualdad de trato entre los acreedores. Por lo tanto, los créditos contra la masa no pueden ser objeto de discriminación en el cobro.

  • En conclusión, los créditos contra la masa son aquellos que se generan durante el proceso concursal y tienen preferencia en el cobro.
  • Estos créditos se liquidan mediante la venta de los bienes y activos de la empresa en concurso.
  • Los costos y gastos necesarios para la realización de la liquidación también se consideran créditos contra la masa y tienen preferencia en el cobro.
  • Es importante tener en cuenta la par conditio creditorum en el proceso de liquidación de los créditos contra la masa.
Leer más  ¿Cuándo prescriben las deudas de tarjeta de crédito en México?

Descubre cómo funcionan los créditos contra la masa y privilegiados en el ámbito financiero

Los créditos contra la masa son aquellos que tienen preferencia en el proceso concursal, es decir, que se pagan antes que otros créditos. Este tipo de créditos se caracteriza por estar relacionado con los gastos necesarios para la conservación y administración de la masa activa durante el proceso concursal. Por tanto, se trata de créditos que se generan después de la declaración del concurso y que son necesarios para continuar con la actividad empresarial.

  • Los créditos contra la masa se dividen en dos categorías:
    • Créditos necesarios para la conservación de la empresa
    • Créditos necesarios para la realización del convenio o la liquidación

En cuanto al pago de estos créditos, se les da prioridad frente a los créditos privilegiados y ordinarios. Por tanto, una vez pagados los créditos contra la masa, se pueden empezar a pagar los demás créditos en el orden establecido por la Ley Concursal.

Qué son los créditos privilegiados

Los créditos privilegiados son aquellos que tienen garantías especiales sobre los bienes del deudor, lo que les da preferencia en el cobro frente a los créditos ordinarios. Estos créditos se dividen en diferentes categorías según la naturaleza de la garantía.

  • Los créditos privilegiados se dividen en seis categorías:
    • Créditos con garantía real
    • Créditos con privilegio especial
    • Créditos con privilegio general
    • Créditos con garantía personal
    • Créditos con derecho de retención
    • Créditos públicos

En el proceso concursal, los créditos privilegiados se pagan después de los créditos contra la masa pero antes que los créditos ordinarios.

En resumen, los créditos contra la masa son aquellos que se generan después de la declaración del concurso y que son necesarios para la continuidad de la actividad empresarial. Por su parte, los créditos privilegiados son aquellos que tienen garantías especiales sobre los bienes del deudor y que les dan preferencia en el cobro frente a los créditos ordinarios.

Es importante tener en cuenta que en el proceso concursal, el pago de los créditos se realiza en un orden establecido por la Ley Concursal, y que los créditos contra la masa tienen prioridad sobre los créditos privilegiados y ordinarios. Por tanto, es fundamental conocer los diferentes tipos de créditos y su orden de pago para entender cómo funciona el proceso concursal en el ámbito financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por él. Más información